¿PARA QUÉ SIRVEN LOS SENTIMIENTOS?

Francisco Martínez Escritor Almería

Esta vez, polémica. Belén Gopegui es una magnífica analista de la realidad y nunca esquiva circunstancias morales y políticas en sus novelas. Esta mujer, a nadie deja indiferente. Aquí os dejo un texto cargado de ideología y una muestra clara de su actitud social y política. A pesar de que lo publicó hace dieciocho años, parece que lo acaba de pensar para sacarlo mañana en la prensa. Así es la buena literatura.

Le sublevaba esa actitud que parecía dar carta de naturaleza al regusto en la derrota ajena; le sublevaban esos amantes de los perdedores que gozaban dedicándoles discursos mientras ponían todo su empeño en no ser como ellos (…)
-Flaco favor -dijo mientras ponía los cafés en la mesa- hacen ese tipo de homenajes. Los otros y los nuestros, los responsables y los irresponsables, y al final, los malos y los buenos otra vez. Cualquier recurso sirve con tal de no pensar.
-No te ha gustado el acto -dijo Marta.

Gopegui bis

-No me ha gustado el método de proponer sentimientos para que todos nos encontremos. ¿Y después del sentimiento, qué? El sentimiento no produce acuerdo. Lloras, gritas, te enfadas, te enamoras, pero no puedes avanzar.
-Era lógico que el acto fuera un poco sentimental.
-No era nada lógico. Segundo Velasco, tú lo sabes mejor que nadie, intentó toda su vida sacar la ecología del ámbito de los sentimental. Se opuso al discurso de que los empresarios manchan los ríos porque son malvados. Quiso que se pensara. El famoso poema de Pavesse tenía que haberse llamado “Pensar cansa”.
Marta puso su mano sobre la de Guillermo. Él dejó estar la suya unos segundos y luego la quitó.
-En los últimos años el país está volviéndose cada vez más sentimental. Por ahí no iremos a ningún sitio. Mientras uno sepa que al enterarse de un atentado lo que tiene que hacer es sentir rabia, odio y el calor multitudinario que da arroparse unos con otros que sienten como uno, ¿para qué va a molestarse en pensar? ¿Para qué va a intentar concebir una solución que supere el conflicto?
(GOPEGUI, Belén. La conquista del aire. Anagrama, 1998. Pg. 321-322)

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s