¿LIBERTAD?

José Luis Sampedro era un filósofo, aparte de economista y escritor. En La senda del drago dio rienda suelta al caudal librepensador del que se nutrió en sus novelas más afortunadas. Esta es una alegoría sin trama: un hombre autodidacta (y desengañado) viaja en un barco llamado OCCIDENTE en el que coincide con distintas personas que le sugieren recuerdos de su pasada vida de funcionario de una organización internacional. En este manual de idearios no podía faltar la estrella: la libertad. Destaco esta formulación en su versión más política, o comunitaria:

Sampedro bis

-Interroga a lo que leas. Cuando oigas que se va a conceder la libertad, esa ilusionante palabra, pregunta: “¿La de quién?”. Ahora matan iraquíes y les dicen estar liberándolos. Si lees elogios a un plan de mejora urbana pregunta: “¿Para quién?”. Y así en muchos casos.
-Lo de la libertad me recuerda un cuento que utiliza mucho don Manuel Osuna. Es breve: un niño llora y la madre le pregunta por qué. “Mi hermano no me ha dado a elegir manzanas”, se queja. La madre llama al hermano mayor: “Yo te di dos manzanas para que le dieras a elegir una a tu hermanito, y no lo has hecho”. “Sí, mamá. Le he dado a elegir: entre la manzana pequeña o ninguna”.

Y ahora vienen las aplicaciones, que es lo más incómodo… y privado…

SAMPEDRO, José Luis. (2006). La senda del drago. Ed. Areté. Pg. 303-304

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s