LA LLEGADA: UN BIEN ESCASO

 

Lo mejor que se podrá decir de esta película recién estrenada es que no tendrá éxito. Está hecha para que el individuo comprenda su realidad: y eso suele estar reñido con las grandes taquillas. No creo que vaya dirigida a inmensas minorías sino a la discreta mayoría de personas normales y corrientes que nos interesamos por lo que no sabemos o no acabamos de entender del todo. La función del lenguaje en la vida social. Cómo aprender un idioma nuevo implica necesariamente interpretar la realidad de otra manera. ¿De verdad el tiempo es una línea recta? Todas estas son cuestiones que el arte nunca olvida del todo… y que de vez en cuando brotan en Hollywood como esas raras plantas silvestres delatoras de que aún queda vida, esperanza, creatividad e inteligencia en algún lugar de la industria del cine.
El juego del color es muy significativo: grisáceo y neblinoso, opresivo y melancólico en las secuencias del contacto con los alienígenas; frente a la variedad cromática (más realista) de las otras en las que Louise, la protagonista, recuerda… perdón, no recuerda: lleva su memoria a otro tiempo de su propia vida.
Ciencia Ficción de la buena: más interrogaciones que pistolas de rayos . Esta película no se la puede perder quien de verdad disfrute con el arte y con sus propios ángeles y demonios.
Solo un “pero”: los extraterrestres parecen copiados de Los Simpson. Nadie es perfecto.
La llegada es una película que hay que ver y hay que aprovechar. Un bien escaso.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s